Campismo

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2014 4:10 por Miguel Ángel Ferrer Fumanal

RECOMENDACIONES PARA LA PRÁCTICA DEL CAMPISMO

 

No todos los campistas nacen sabiendo.

La experiencia va haciendo que adquiramos una serie de conocimientos muy importantes para el correcto desarrollo del campismo. Esta experiencia puede ser útil a los que comienzan a practicar esta forma de ocupar su ocio y puede que les ayude a no cometer algunos errores que les hagan desagradables unas prácticas que, en principio, deben ser placenteras.

Para empezar, deberá saber que la práctica del campismo está regulada por unas normativas particulares en cada región autonómica, por lo que deberá conocerlas para evitar problemas legales.

En segundo lugar, deberá proveerse del material necesario, dependiendo del tipo de acampada que vaya a efectuar.

La mayoría de personas comienza la práctica del campismo con una tienda de campaña. Si éste es su caso, deberá llevar algunos utensilios imprescindibles, no coger la tienda y a correr:

  •  Clavos, cuerdas y martillo.

  •  Un parasol o en su caso, un toldo de los que vienen dotadas algunas tiendas.

  •  Colchón inflable (es muy frío, por lo que debe cubrirse con un aislante o manta). No olvidar inflador.

  •  Colchón de goma-espuma, más cómodo que el inflable, aunque su volumen hace desecharlo en muchos casos. Deberá tener un espesor mínimo de 7 u 8 cm. Truco: si se pegan dos goma-espumas de mitad de espesor, se consigue una más cómoda que otra de igual de espesor que ambas, ya que la zona de pegado hace un refuerzo que mejora su elasticidad.

  •  Sacos de dormir. Escoger el tipo según aconseje el experto, pues abrigan muy diferente unos de otros.

  •  Lámpara de gas o a pilas. Mejor a pilas y fluorescente en caso de tiendas.

  •  Cable de conexión eléctrica con toma europea por si se contrata electricidad. Enchufe triplicador.

  •  Calefactor eléctrico si el tiempo lo aconseja. Hay que tener en cuenta que por la noche en una tienda, incluso en verano, puede hacer frío (no usar nunca una de gas de combustión normal dentro de una tienda,  remolque o caravana).

  •  Utensilios para cocinar (bombona, placa cocina, cerillas, abrelatas, sartén, platos y cubiertos a ser posible desechables, limpiavajillas, estropajo, etc.).

  •  Una nevera para hielo, mesa y asientos plegables.

  •  Bolsa de aseo completa, toallas, etc.

  •  Un transistor, bolígrafo y papel, ropa y calzado apropiados. Hay que tener en cuenta que los deportivos no son los más apropiados, ya que su misión es hacer deporte unas horas y no tenerlos todo el día.

  •  No olvidar la documentación personal, pero no dejar el D.N.I. en recepción, no hay obligación de ello en ningún caso.

  •  Es aconsejable llevar un botiquín elemental con antisépticos y corticoides para picaduras de insectos.

  •  ¿Se va a practicar alguna actividad suplementaria? No olvidar por ejemplo, la caña y útiles de pescar, o la raqueta y pelotas de tenis, o la cantimplora y gorra para la excursión, el móvil y su cargador...

Normalmente, los que sigan practicando el campismo de forma continuada, se plantearán con el tiempo comprar elementos, como un remolque que les ayudará mucho a llevar aperos sin agobios, o un remolque tienda, que son muy prácticos. Estos elementos no requieren por ejemplo cambiar de coche, pero sí tener un lugar donde guardarlos. En casi todas las ciudades hay lugares donde guardarlos por un módico alquiler, si no se dispone de uno propio. Es un asunto ya a tener en cuenta.

Esto obliga también a una inserción en el enganche del coche, que sale por uno300 €uros, entre unas cosas y otras. Conviene equipar un enganche desmontable, para cuando no llevemos remolque. Se viene hablando mucho de que será obligatorio en adelante. Además, abollan las placas de matrícula los demás vehículos cuando se aparca. Lo que no quieres para tí, no lo quieras para los demás.

Si al final se decide por comprar una caravana, deberá tener en cuenta si su coche puede arrastrarla. Dependiendo del tamaño y peso, que son muy variables, se puede considerar que una caravana de 600 Kg. puede arrastrarla un vehículo con 80 cv, pero si es de 750 kg. debería tener al menos 100 cv. Hay que ver el tema del seguro, que ahora es obligatorio.
Las caravanas de más de 750 kg. deberán matricularse como un vehículo independiente.

Además, si el P.M.A. del vehículo más el P.M.A. de la caravana son igual o superior a 3.500 kg. se necesitará, al menos, el permiso de conducir B+E.

Para guardar una caravana, hay muchos camping que tienen zonas para custodia y otros lugares apropiados, pero lo que no debe hacerse es dejarla en la calle, donde se deteriorará posiblemente.

No cabe duda que el campismo en caravana da una comodidad realmente ideal. Es como estar en casa, pero tiene su costo y limitaciones en el viaje. No hay que llevar prisa. Una velocidad inadecuada puede ser muy peligrosa. La velocidad máxima permitida en autovías, autopistas y carreteras con 1,5 m. de arcén es de 80 km/h. En carreteras secundarias sin arcén, 70 km/h.
Su conducción merece un capítulo aparte, pero es muy recomendable utilizar sistemas de estabilización que dan una mayor seguridad evitando balanceos y ladeos.

Un elemento opcional que hay que instalar si hacéis acampada de invierno es la calefacción a gas. Es cómoda y muy práctica. La eléctrica puede dar lugar a desconexiones en el limitador del camping. Informase en el camping de la potencia (w) disponible.

Evitar su emplazamiento una vez llegado al destino en una zona inclinada porque el frigorífico trabajará mal y habrá que nivelar la caravana más laboriosamente, costando más esfuerzo moverla.
Llevar calzos de madera para subir la rueda encima y nunca dejarla al aire al subir las patas, ya que su estructura se resiente al no estar pensada para ese esfuerzo. Cuidado al pasar entre árboles o sombrajos, ya que a veces se olvida la altura de una caravana y puede chocar con alguna rama. Antes de pasar o entrar en un sitio, asegurarse de que puede hacerse sin problemas. A veces, cuando no se conoce el camping, es muy conveniente darse una vuelta a pie para estudiar el terreno.

No olvidar también que en un adelantamiento, la distancia a recorrer para volver a nuestro carril es bastante mayor, ya que entre coche y caravana llevamos un conjunto de más de diez metros usualmente.
Calculad también que el consumo de gasolina aumenta considerablemente arrastrando una caravana, del orden de 4 o 5 litros más a los 100 km.

Los modelos de caravanas son muy variados, por lo que es recomendable comprar la que se adapte a nuestras necesidades de espacio, con literas, sin ellas, con cama fija, etc. Noprecipitarse en la compra. Dejarse aconsejar por los que tienen experiencia en estos temas. Para ello, contactad con algún club.  

Comments