Noticias‎ > ‎

Luz verde al Pòsit Hotel de Cambrils y al camping de lujo de Mont-roig

publicado a la‎(s)‎ 20 nov. 2014 9:26 por Aracat Camping

Ambos proyectos llevan un tiempo paralizados, pendientes de trámites burocráticos. Con la aprobación por parte de Urbanisme, la previsión es que puedan abrir al público en 2016

Imagen virtual del futuro hotel El Pòsit de Cambrils, que podría abrir en junio de 2016. Foto: Cedida


Las inversiones turísticas avanzan en la costa. Urbanismo ha dado luz verde a dos proyectos que llevaban tiempo en el tintero. Uno de ellos es el camping de lujo de Mont-roig del Camp. La empresa Camping Car, que está al frente de la reconocida instalación La Ballena Alegre de Sant Pere Pescador, planteó su inversión hace más de quince años –compró los terrenos en 1998–. Pero se bloqueó, y dificultades burocráticas bloquearon la inversión durante años.

Ahora la Comissió d’Urbanisme de Tarragona ha aprobado la inversión, de modo que los promotores podrán ponerse a trabajar de nuevo en el futuro camping de lujo de Mont-roig. Así lo explica el director adjunto de Camping Car, Alex Trias, quien afirma que su voluntad es empezar las obras lo antes posible para que el equipamiento pueda abrir al público a principios de la temporada turística de 2016.

«Habrá que rehacer un poco el plan porque el mundo del camping, en todos estos años, ha cambiado un poco, y las normativas no son las mismas», señala Trias. Pero si algo tienen claro los promotores es que seguirá siendo de lujo. Buscan tanto a público campista como a clientes que suelen optar por hoteles de tres o cuatro estrellas. En este caso, la oferta para ellos serían los bungalows. «La zona es muy buena, una de las mejores de Catalunya, igual que Sant Pere Pescador», insiste el director adjunto de la compañía.

 

Parcelas y bungalows

La inversión prevista se sitúa entre los 15 y 20 millones de euros, en unos terrenos de 19 hectáreas totales y 16 útiles en total. Estará ubicado entre la riera de Riudecanyes, la urbanización Paradís, la actual línea de ferrocarril de Valencia a Tarragona y el frente de la costa, cerca del término municipal de Cambrils. Habrá parcelas, bungalows y distintos equipamientos que complementarán la oferta actual de la localidad.

Aunque el nombre no está al cien por cien decidido y la empresa todavía espera poder valorar distintas opciones, la denominación que se ha barajado desde el principio es la de camping Les Arts. «La idea era que estuviera vinculado al arte de reconocidos artistas», señala Trias. Y es que las instalaciones fueron diseñadas por el prestigioso arquitecto portugués Álvaro Siza, ganador en 1992 del premio Pritzker (el equivalente al premio Nobel de arquitectura).

Superadas ya las dificultades administrativas, la intención de los promotores de esta instalación es reactivar su inversión y poder disponer pronto de las licencias y los permisos de obras que permitan iniciar las obras. «El momento es complicado y difícil, pero el turismo sigue siendo uno de los principales motores de la economía del país», señala Trias.

La previsión es que el complejo, una vez en funcionamiento, genere unos 150 puestos de trabajo. El alcalde de Mont-roig, Ferran Pellicer, afirma que para el municipio que preside representa una gran inversión. «Seguirá acreditando nuestro municipio como un lugar estabilizado en la primera línea del camping de toda Europa», insiste.

El Pòsit de Cambrils avanza

La otra inversión desencallada recientemente es la del Pòsit Hotel de Cambrils. Con él, se pondrá fin a la compleja situación que atraviesa la emblemática plaza del Pòsit desde hace años, además de contribuir combatir la falta de plazas hoteleras de calidad que reina en el municipio. «Ahora comenzaremos a trabajar en el proyecto básico y nos moveremos para que la obra se materialice lo antes posible», explica Josep Maria Lloret, uno de los socios de la empresa promotora, Tidex i Associats.

Los promotores tienen un calendario en mente, y esperan que los trámites burocráticos no retrasen nuevamente sus intenciones de arracar de una vez el proyecto. Asimismo, y según señala Lloret, una vez aprobado por la Comissió d’Urbanisme, prevén que las obras puedan empezar antes de que acabe el año, para que el equipamiento se ponga en marcha en junio de 2016. «De momento hemos logrado que se apruebe. Y a partir de aquí, seguiremos adelante», insiste Lloret.

Será un hotel de cuatro estrellas superior, de cinco plantas. Tendrá 55 habitaciones y supondrá una inversión de 15 millones de euros. La planta baja combinará la actividad hotelera con la comercial. Y es que la intención es que se instalen allí tiendas de categoría, que tendrán acceso desde la calle y desde el propio hotel.

En la primera planta habrá habitaciones y un espacio de lobby, con butacas para lo que los clientes puedan aguardar antes de irse o al llegar y que compensará la falta de espacio a pie de calle para disponer de un gran vestíbulo. En la segunda habrá habitaciones que rodearán un patio central; y en la tercera el patio se reducirá para dar cabida a una sala de convenciones con capacidad para unas setenta personas.

En la cuarta se instalará el restaurante, que estará abierto a toda la ciudadanía. La previsión es que sea un local que ofrezca gastronomía de calidad.

Uno de los aspectos más destacados es que la piscina contará con grietas decorativas que permitirán que se vea desde la planta del restaurante. También habrá solarium y por las noches se convertirá en un lugar para tomar una copa, según informaron los promotores en el momento de presentar el proyecto.

Los materiales que se utilizarán para la construcción buscan evocar los orígenes marineros del Pòsit : una malla de madera de teca envolverá el edificio simulando una red, y los volúmenes de la cubierta buscan recordar la de los barcos de pasaje. Pero otro de los elementos más innovadores es la cascada de agua que lucirá en la fachada principal mediante información digitalizada, ubicada junto a la actual rampa del parking.

Con los principales trámites superados, ambos proyectos toman cada vez más forma en Mont-roig y Cambrils, y contribuyen a que el sector turístico de la Costa Daurada siga ganando peso en la actividad económica de la zona. Ahora aumentará el número de plazas, manteniendo la apuesta del turismo de calidad.

Fuente: Diario de Tarragona

Comments