Actividades‎ > ‎Años anteriores‎ > ‎2006‎ > ‎

Viñedo

CONVIVENCIA en la ermita de NUESTRA SEÑORA DEL VIÑEDO 2006

ver fotos

 

Tras el largo y frío invierno, nuestro Club dio comienzo a las actividades al aire libre en la ermita de Nuestra Señora del Viñedo, que la mayoría conocéis. sI el local es confortable, ahora se ha construido un módulo de servicios que para sí quisieran algunos campings.

 

Después de unos días con fuertes vientos, el domingo se presentó un día espléndido con viento suave y agradable temperatura. Nada más llegar, nos dedicamos a montar las mesas e inmediatamente a almorzar para coger fuerzas. Para los que no soléis o no podéis venir os comentaré que lo del almuerzo nos lo tomamos muy en serio, no solo el clásico bocadillo, sino huevos fritos con chorizo o panceta, algunos hasta arenques con tomate que te chupas los dedos, la tortilla de patata, el buen jamón, etc. Todo ello regado con buen vino y entre todos compartimos nuestras viandas, como debe ser (seguro que se os han puesto los dientes largos).

 

Para rebajar el almuerzo hay que salir a caminar. Decidimos acercarnos hasta las obras del Pantano de Montearagón, pero no pudimos llegar al estar prohibido el paso. Mientras decidíamos qué hacer, pudimos contemplar cómo se desplazaban grandes bandadas de grullas; causa sensación la algarabía de sus graznidos y la evolución de sus clásicas formaciones. Un espectáculo muy agradable.

 

Decidimos ir al Pantano de Vadiello para contemplar ese precioso rincón y ver cuanta aga nos queda para el verano (la verdad es que como no llueva esta primavera..., mal lo tenemos). Dejamos los coches en la parte de abajo y subimos caminando hasta la presa ¡qué maravilla! Sin viento y con una temperatura muy agradable, el paseo nos sirvió para cargar nuestras pilas con la energía positiva del sol, que falta nos hacía.

 

Las señoras decidieron darle descanso a nuestro habitual chef Alfonso y, a nuestro regreso, ya estaban preparando el menú bajo la dirección de Mº Ángeles (mi señora). El arroz estaba buenísimo, y por ello recibió las felicitaciones de todos. Éramos cincuenta comensales, algunos socios desplazados desde Fraga o Binaced.

 

 

Francisco Pedrazo

Socio nº 3

Comments